lunes, 23 de marzo de 2015

RELÉ


El  relé o relevador es un dispositivo electromecánico. Funciona como un interruptor controlado por un circuito eléctrico por un circuito eléctrico en el que, por medio de una bobina y un electroimań , se acciona un juego de uno o varios contactos que permiten abrir o cerrar otros circuitos eléctricos independientes.
Fue inventado por Joseph Henry en 1835.

TIPOS DE RELÉ.
Hay varios tipos de relé dependiendo del número de contactos, de sus intensidad admisible, del tipo de corriente de accionamiento, del tiempo de activación y desactivación.

Relés electromecánicos.

  • Relé de tipo armadura.
  • Relés de núcleo de móvil
  • Relé tipo reed o de lengüeta.
  • Relés polarizados.
  • Relés multitensión.
Relé de estado sólido.
 Se llama relé de estado sólido a un circuito híbrido, normalmente compuesto por un optoacoplador que aísla la entrada, un circuito de disparo, que detecta el paso por cero de la corriente de línea y un triac o dispositivo similar que actúa de interruptor de potencia. 

Relé de corriente alterna.
Cuando se excita la bobina de un relé con corriente alterna, el flujo magnético en el circuito magnético también es alterno, produciendo una fuerza pulsante, con frecuencia doble, sobre los contactos. 

Relé de láminas.
Este tipo de relé se utilizaba para discriminar distintas frecuencias . Consiste en un electroimán  excitado con la corriente alterna de entrada que atrae varias varillas sintonizadas para resonar a sendas frecuencias de interés. La varilla que resuena acciona su contacto, las demás no. 


Relé de acción retardada.
Son relés que ya sea por particularidad de diseño o bien por el sistema de alimentación de la bobina, permiten disponer de retardos en su conexión y/o desconexión.
  • Relés con retardo a la conexión.
  • Relés con retardo a la desconexión.


    Relés con atención de posición.
    En este caso los relés poseen un diseño en el cual tienen remaches de elevada remanencia colocados dentro de orificios practicados en el núcleo y la armadura de los mismos, y en exacta coincidencia. 

    Ventajas del uso de relés.
    La  gran ventaja de los relés electromagnéticos es la completa separación eléctrica entre la corriente  de accionamiento, la que circula por la bobina del electroimán, y los circuitos controlados por los contactos, lo que hace que se puedan manejar altos voltajes  o elevadas potencias  con pequeñas tensiones de control. También ofrecen la posibilidad de control de un dispositivo a distancia mediante el uso de pequeñas señales de control.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada